Nova Helvetia
Zoser
Vandrgaard
Henebathm
Elynthos
Aevintyr
Heilong
Tonta Texas
Nomades
Aoife Gallagher emperatriz de nova helvetia (vampiro)
Sus largos milenios de existencia le han proporcionado una quietud y soberanía envidiables. Aoife no es una mujer indispuesta al cambio ni tampoco padece de inestabilidad en sus pensamientos; gracias a las diversas responsabilidades y demás experiencias, abandonó el ímpetu de sus primeros años de vida y, sobre todo, la innegable necesidad de adquirir poder sin atarse a nada. Es consciente de que no es un ser individual, sino que ahora porta a un pueblo entero sobre sus hombros, a un imperio que debe mantenerse soberano y autónomo. Aunque nunca lo aceptará, hubiese preferido no estar a la cabeza de Nova Helvetia, pero entiende que nunca hubiese sido capaz de entregar dicha responsabilidad a otra persona.

Llena de matices, carece de flexibilidad en lo que respecta a los asuntos imperiales. Es altamente territorial; pese a que acepta y recibe a los nómadas y diversos migrantes que desean tener una nueva vida en su imperio, Aoife ha rechazado, desde el inicio de su regencia, la influencia exterior y más aún el intervencionismo de los tonts, al punto de desarrollar tensiones con la federación.

Si bien es una mujer moderada en muchos aspectos, no se niega a desarrollar vínculos emocionales con otros individuos. Al ser un alma sensible, es probable que Aoife desarrolle un amor profundo hacia aquellos que considera importantes, además de que valora cada alianza y cada ayuda que recibió a lo largo de su vida. Vive enamorada del cuerpo y del alma de los individuos, como si cada uno fuese un mundo nuevo por explorar; debido a esto, no es de extrañarse que sea una mujer poliamorosa, ni que haya formado, poco a poco, un harén de hombres dentro del palacio, cada uno, por supuesto, con su debida libertad.

Aoife también es altamente reflexiva. Depende mucho de tiempos de meditación, pues considera que es esencial para moderar sus emociones, atender instintos y encontrar la raíz de los conflictos que encuentre a lo largo de su trayectoria. También posee cierto carácter nostálgico, de modo que tiende a utilizar sus tiempos muertos para rememorar ciertas vivencias del pasado.
Demetra Arvanitelli Sacerdotisa (artemisa)
La personalidad de Demetra está fuertemente marcada por sus orígenes y por su naturaleza divina. Es una mujer noble, honesta, leal a sus propios principios y aquellos que le rinden culto. Suele tener un carácter templado y es muy rara la ocasión en la que no sabe qué es lo que quiere o cuáles son sus metas. La vida en Kyrynthos le ha permitido librarse de las complejidades diplomáticas presentes en el imperio, y rechaza la idea de volver a involucrarse en la vida política de Elynthos.

Aunque no es pronta a la ira, los castigos y la venganza de Demetra suelen ser severos. Rara vez castiga con la muerte, pues cree que aquello es una forma de liberar al culpable y librarlo de toda consecuencia.

Ciertos acontecimientos de su pasado la mantienen condenada a la vida en el mundo de los mortales y lejos de experimentar el ideal de libertad que tiene para sí misma. Renunció a la idea de los bosques y de las interminables cacerías, pero la consuela la idea de poder cuidar la vida de sus protegidas.
Derrick Lothaidh Duque de Stentis (lycan)
Al provenir de un extenso linaje de aristócratas, Derrick posee el porte de un noble. Pese a que su naturaleza lo incita a lo contrario, es de temperamento moderado, sus movimientos y reacciones medidas y premeditadas le permiten controlar sus impulsos a fin de mantener intacta su aura de perfección. Su lenguaje oral y corporal, por lo tanto, corresponden en todo momento al de un individuo ilustrado y de alta alcurnia.

Es altamente reconoroso, posesivo y territorial, estas características suelen manifestarse por medio de comentarios sutiles o de miradas hacia la persona en cuestión. Aunque sue expresión luche por mantenerse estoica o indiferente, en su mente estará planificando su venganza, dependiendo de la ofensa recibida. Cualquiera que sepa apelar a su lado caprichoso tiene cierta posibilidad de librarse de su mal carácter.

Cuando siente que alguna emoción o situación lo supera, tiende a aislarse durante horas hasta ser capaz de controlarse o de tomar una decisión adecuada. A pesar de ser vengativo y de tener planes en contra de muchos individuos, suele ser cuidadoso y dar prioridad a sus obligaciones como duque.
Myra Kryokova Líder en Desze (dragona)
Es fiel partidaria de que, si bien los espíritus apasionados e intempestivos son responsables de los problemas y de las guerras, una mente fría es lo ideal para mantener el orden. Se trata de una mujer estratégica hasta la espina, capaz de identificar probabilidades según las tendencias de comportamiento y aventajarse de las personalidades predecibles para aumentar el control sobre cualquier situación relacionada con su cargo. Sabe muy bien de que las emociones son un estorbo para lograrlo y que las relaciones interpersonales deben desarrollarse con el cuidado necesario para no convertirlas en un factor decisivo hacia el fracaso.

Es una mujer estudiosa y sumamente analítica; ante su incapacidad de conectar emocionalmente con las demás personas, Kryokova se aseguró de aprender cada patrón de comportamiento y así pasar como cualquier individuo socialmente funcional. No obstante, lejos de la frivolidad, su intención es asegurarse el control y una solución eficaz ante cualquier problema o situación que pueda surgir. Decir que ha llegado preocuparse por no sentir ningún otro interés hacia las personas o no presentar ningún otro hacia lo que no implique su deber con Desze, sería mentir. Desde que llegó a su puesto, sus pensamientos y su existencia entera se ha volcado en su trabajo; antes de eso, su cabeza giraba entorno al desarrollo de su carrera política/militar. Las excepciones han sido pocas, pero ha sabido anteponerse y priorizar su futuro a los sentimientos.

Como líder es poco tolerante con los errores y muy estricta con los protocolos que ha establecido para el correcto funcionamiento de todo lo que está bajo su cargo. Como enemiga, es incansable y persistente; nunca se da por vencida hasta restablecer la situación a su estándar, aunque no le tome demasiado tiempo o trabajo.
Oxana N. Benko Paladín de Xuron (Codicia)
Oxana es una criatura que aparenta un buen humor perpetuo e imperturbable, siempre mostrándose con una sonrisa y riendo hasta por la más desgarrante tragedia como si no se tratara más que de un simple contratiempo. Con ella no hay tal cosa como un "pero si la haces enojar..." ni una posible frialdad que te haga comprender la gravedad de un error cometido; las consecuencias llegan de todas formas, eso sí. ¿Que si es feliz? Un poco, sí, pero no tiene nada que ver con su expresión. La vida es bastante simple para ella; lo que no sirve se va a la mierda y lo que sí permanece. Todo tiene solución, pero no siempre implica un método ortodoxo.

El dolor y la tortura despiertan en ella una enorme fascinación, no importa si es ella quien la recibe o quien la da. Tampoco importa los recursos que utilice para llevar a cabo su trabajo, siempre y cuando tenga la libertad de experimentar y de divertirse un poco al jugar con la mente de su víctima. De todas las formas que puede adquirir, ese cuerpo femenino le gusta por sus atributos y por las cicatrices que ha podido causarle a lo largo de su existencia.

Respecto a los amoríos, no le llaman mucho. No le interesa atarse a una relación, pero no se opone a los amantes ocasionales. En general, aunque le agrada convivir con otras personas, no es muy dada a crear lazos con nadie, pues cree que eso le quitará motivos para lastimarse y eventualmente la obligarán a dejar sus hábitos masoquistas. Aquí entra en conflicto con su necesidad de adquirir todo lo que le llama la atención, que, en este caso, consiste en el liderazgo o un rol como representante de los nómades en Lathrar. Lo quiere porque le apetece y porque le conviene, no porque tenga intenciones de establecer vínculos reales con ellos.
Owen Líder de Gaquz (energía)
A simple vista, Owen es un individuo radiante, de sonrisas cálidas y encantadoras que fácilmente se gana el favor de las personas. Caer ante su carácter afable y relajado es inevitable, pues profesa, además, una confianza y seguridad que no se encuentran en cualquier sitio, como si él tuviese la clave para resolver cualquier problema o como si con él no existiera riesgo alguno. ¿La realidad? Es una fachada que no le cuesta mantener. La función de dicho comportamiento suele variar; en ocasiones la emplea para quitarse de encima atenciones innecesarias, pero, con mayor frecuencia, lo utiliza para obtener lo que desea, que casi siempre se trata de algún individuo en concreto, ya sea por su energía o por las ventajas que represente.

No se considera una criatura sanguinaria, ya que no se complace asesinando a diestra a siniestra, ni encuentra placer viendo sangre o presenciando el dolor en sus víctimas. Sin embargo, tampoco le resulta complicado matar a quien se cruce en su camino; suele ser rápido, discreto y bastante limpio durante esas ocasiones, incluso hay veces en que la misma víctima no se percata del peligro en el que se encuentra.

Al provenir de un mundo muy distinto a Discordance, es muy curioso, aunque discreto con este rasgo. Se convirtió en un individuo altamente observador y con tendencias de coleccionista. Cuando se encapricha con algún ser vivo, lo retiene y lo estudia hasta aburrirse. Por esta misma razón, le gusta recibir obsequios, en especial cuando se trata de objetos raros. Ha hecho algunas amistades únicamente con este fin.
Lucifer Mecenas (Deidad/Demonio)
Se trata de una criatura multifacética, impredecible y bastante excéntrica. Su humor varía con frecuencia, pero suele ser un tipo de trato fácil, con facilidad de palabra, aunque sumamente egocéntrico. Absolutamente todo lo que hace es para su propia satisfacción, nunca ofrece nada de manera desinteresada, sin importar cuánta estima profese a alguna persona. Cuando algo pinta mal para él, se enfada de inmediato y toma medidas drásticas y crueles al respecto; no le gusta pasar nada por alto.

Para que un negocio o asunto ajeno a él capte su atención, debe acoplarse a sus metas o a sus caprichos, no hace falta que la otra persona lo sepa. Es manipulador cuando le conviene, pero evita mentir. Naturalmente, no considera los vacíos legales o medias verdades como mentir. Se ofende, sí, cuando le atribuyen alguna mentira. Las tretas las reconoce con orgullo.
Matsumoto Ryuu Shogun de Ningyuan (dragón)
Desde sus inicios, siempre fue considerado como un chico precavido y sagaz, quizá demasiado sensato en comparación a los demás jóvenes de su edad. Su capacidad de observación le permitió desde muy joven adaptarse a todo tipo de ambiente o cambio que surgiera en su entorno, pues, además, siempre poseyó una curiosidad innata hacia lo nuevo. Jamás tuvo dificultad para adaptarse a los rituales del gremio ni aquellos que pertenecían puramente a la cultura de Hēilóng. También reconocido por su carácter tranquilo, lento para la ira y pronto al entendimiento, aunque no por ello posee paciencia infinita. La manera más sencilla de molestarlo es por medio de comentarios o acciones imprudentes, aquellas que comete las personas sin gran consideración por las consecuencias ni por lo que hacen.

Sin embargo, su forma de ser no debe confundirse con la de un individuo bondadoso ni, por el contrario, maligno. Matsumoto Ryuu no se rige por la dicotomía del bien ni el mal, ni tampoco guía su vida para traer el mayor beneficio a quienes le rodean. En menor escala, puede llegar a ser mordaz con sus comentarios, marcar enemistades disimuladas con aquellos que no representan utilidad alguna, entre otras cosas. Si bien suele ser considerado y moderado cuando es preciso, suele mostrarse ligeramente malicioso cuando se le presenta la oportunidad. No es abiertamente hostil ni desecha rápidamente piezas útiles.

Cumple con su deber sin enredarse demasiado. Si una acción favorecerá a aquellos que estén bajo su responsabilidad, la tomará y rechazará las que prometan lo opuesto. Es un gobernante orgulloso, por lo que difícilmente cederá ante aquello que le robe la dignidad a su provincia.
Andreas Heffernan Príncipe de Uruk (Semidiós)
Andreas Hefferman es, en pocas palabras, el resultado de la paranoia de su madre y de la incompetencia de su padre. Si bien los primeros años de su infancia profesaba cierto respeto a su padre, el rey Harold, este se desvaneció cuando la diosa Ninsuna, su madre, comenzó a llenarle la cabeza con inseguridades relacionadas con su herencia. La reina se enteró de las andanzas de su esposo, por lo que, a fin de garantizar que su hijo no perdiera la corona y, por ende, ella perdiera también sus privilegios como reina consorte, convenció a Andreas de que su padre no era apto para el puesto y que, además, estaba preparando a otro heredero para consolidar una nueva nación, dejándolos a ellos de lado. La insistencia de Ninsuna fue tal, que el veneno de sus palabras convirtió en un individuo bastante desconfiado y sumamente posesivo con su herencia.

A Andreas no le preocupó nunca la muerte de su padre. Para esa altura de su vida, su carácter voluble, hostil y ególatra estaba completamente desarrollado. Se interesaba en sí mismo, en mantener la dignidad de la corona en alto y, para ello, era preciso continuar con las hostilidades hacia el reino de las hadas. Contrajo matrimonio por simple compromiso e imagen, pero jamás le profesó a su reina consorte ningún tipo de cariño o aprecio; asimismo, sus hijos legítimos eran vistos por su padre como una especie de aberración, pues, sabiendo Andreas que había una forma de mantener limpio su linaje, la sangre de otra familia era un poco menos que una contaminación genética y una ofensa contra la corona. ´Por otra parte, sin jamás admitirlo ni por error, facilitó la fuga de Morgan, o al menos evitó que Ninsuna pudiera lastimarlo.

Con el paso de los años y harto de la presencia de su esposa e hijos en el palacio, decidió separarse de ellos. Anuló el matrimonio y permaneció solero durante una década, hasta que el palacio acogió, repentinamente, a una desconocida. Ante los ojos de todos, se casó con una joven llamada Eowyn Leonhardt, aunque él bien sabía que se trataba de su medio hermano. Su unión no modificó su carácter, pero sí menguó el mal trato a su nueva esposa, pues estaba más tranquilo con esa unión, incluso llegó a considerar la idea de buscar al hijo que tuvieron juntos años atrás e introducirlo al castillo, aunque no necesariamente como heredero. Aceptó a la contraparte masculina de su pareja en el campo de batalla, lo presentó con sus más grandes aliados y poco a poco le fue confiando más responsabilidades y libertades.

Pero Andreas no recuerda nada de esto. No sabe que perdió una batalla, que desapareció de su reino sin dejar rastro y que todos dieron su muerte por sentado. No sabe cómo llegó al desierto. Recobró la conciencia en la cálida arena del Gran Desierto de Saut y vagó por mucho tiempo hasta encontrarse con un viejo aliado. No lo reconoció entonces y no lo haría después. En Zoser comenzó desde abajo y trabajó arduamente para ganarse el principado en Uruk muchos años después. Su carácter no cambió demasiado; conservó su rabia, su recelo, su posesividad. Seguía siendo el mismo Andreas voluble y cruel, pero menos ególatra. Por el esfuerzo que le costó llegar a un alto nivel, valora sus posesiones y a su propia gente. Sabe que tiene un pasado más allá de Zoser, pero se niega a recordarlo.
Paris Romanellis Rey de Helona (semidiós)
El carácter de Paris podría resumirse en una sola palabra: serenidad. La tranquilidad de su carácter y la naturalidad de sus gestos resultan reconfortantes para todos aquellos que convivan con él. Le agrada estar acompañado, por lo que su palacio suele ser visitado con frecuencia y la servidumbre tiene la libertad de trabajar o pasearse sin el temor de ser vistos. No obstante, tampoco le teme a la soledad, sino que es capaz de encontrar momentos gratos y reflexiones útiles a través de ella.

Lejos de ser un individuo estoico, Paris es capaz de explotar sus sentimientos y experimentarlos a un nivel a salvo de la pasionalidad. El amor que profesa hacia su reino incluye también a sus habitantes, por lo que sabe que es preciso moderarse y, aunque reciba a algunos en su lecho de vez en cuando, que no debe abandonar nunca la imparcialidad. Por esa misma razón, nunca pondrá por encima del interés general a una sola alma o unas cuantas.

Hay pocas cosas que heredó de su padre, el dios Helio, y la vanidad es una de ellas. Sin embargo, no figura dentro de sus prioridades. Periodicamente, realiza excursiones por todo su reino para ver por sí mismo la situación de este; durante estos viajes, se olvida de su apariencia y deja crecer su cabello. Al volver al palacio, tiene la libertad de recuperar una apariencia más cuidada y limpia.
Arius Sideris Empresario & Cazador (Hades)
Hades es una persona sumamente orgullosa, controladora y posesiva. Suele cuidar hasta el más mínimo detalle de aquello que está bajo su responsabilidad en todos los ámbitos. Es una deidad sistemática, tiene un método para casi todo lo que hace y es de mente organizada, aunque a veces sus intenciones no sean del todo claras para otros o para él mismo. Suele ser esquivo en los problemas que involucren directamente a su persona, en especial si son del ámbito emocional.

La apariencia y su actuar con desconocidos dan la impresión de que se trata de una criatura de carácter relajado, sin gran interés por los asuntos mundanos. Sin embargo, no es muy tolerante. Le molesta sobremanera la estupidez y la desesperación humana; convivir por milenios con las almas de los difuntos sólo ha acrecentado su desdén hacia las aglomeraciones poco útiles y hacia la inconsciencia inherente a ellos. Es poco paciente la mayoría del tiempo, sarcástico y de comentarios crueles con aquellos que no merecen su atención. Oculta, en cierto grado, el resentimiento que ha ido acumulando a lo largo de los años, el odio hacia sus hermanos por haberlo condenado con la más vil de las tareas mientras Zeus se regocija acosando mujeres a diestra y siniestra. No, no envidia las actividades de su hermano. El apetito sexual de Hades no lo define el aspecto físico de su pareja ni necesidades carnales.

Vive como si no hubiese preocupación digna para él. Lejos del libertinaje, prefiere emplear sus días en explotar sus riquezas y arrastrar a uno que otro inocente en asuntos turbios. Le gusta ver a las personas condenarse a sí mismas, siempre y cuando no afecten sus negocios.
Markus J. Krivánek Duque de Zeterra (Ira)
Podría decirse que la personalidad de Markus consta de dos facetas, aunque ninguna de ellas, ni por error, es positiva. Por una parte, tenemos a la personificación de la ira; Markus no conoce un punto medio en cuanto recibe una provocación, no hay enfados menores ni riñas postergadas para evitar conflictos más graves. Él se entrega por completo a su esencia, se torna violento, irrazonable y destructivo. Más importante, no es el tipo que se arrepiente después; Markus no baja la mirada para enfrentar sus estragos ni mucho menos para avergonzarse. No está en su naturaleza lamentarse por alguien que lo sacó de su apatía.

Su segunda faceta es su desinterés general hacia la mayoría de los individuos y acontecimientos que le rodean. Digamos que es cuando la ira "duerme" y su cuerpo se encarga de llevarle por el mundo según lo que le apetezca. Por esa misma razón, si algo o alguien llega a captar su interés, se torna obsesivo. No es que se aferre a una necesidad de sentir, simplemente para él no existe un punto medio. Cuando se trata de individuos, rara vez se convierte en algo íntimo, principalmente porque son sólo ciertos detalles lo que lo atraen o porque en algún impulso irascible los terminó dañando, incluso matando. Cuando Markus llega a obsesionarse por completo con alguien, se vuelve más suceptible a sus estallidos fúricos, puesto que su nivel de posesividad es alto, al grado de no permitir que nadie más toque al individuo de su interés, que nadie lo mire y que nadie se le acerce. Cree firmemente que dicha persona le pertenece a la más mínima señal de interés.

Dada su naturaleza, Markus es incapaz de profesar sentimientos positivos, por ejemplo, serenidad o felicidad. No existe la posibilidad de que experimente dichas emociones, no hay tal cosa como un sentirlas y morir al instante, porque no es parte de su naturaleza. Claro, es capaz de presenciarlas en otras personas, pero en cierta manera lo repele, así sea por asco o por simple incomodidad. Lo que experimenta con sus seres cercanos es más apasionamiento puro que amor per se, puesto que sus preocupaciones en este ámbito estén más orientadas a satisfacer su necesidad de dominio y posesión y no hacia el bienestar emocional de la otra persona.
Hela Nigromante (Hela)
Hela vive como si el mundo fuera suyo, trata a los demás como si fueran juguetes fabricados especialmente para ella. No tiene consideración alguna por las emociones ni por las implícitas normas sociales que rigen tal o cual comunidad, por eso ha decidido recluirse y dejar que lleguen a ella por voluntad propia. No le molesta la soledad, pero no disfruta demasiado los momentos de tranquilidad; necesita caos, vive de la desesperación y dolor ajeno, por lo que, cuando no hay incautos cerca de ella, va en busca de ellos o deja trampas en los parajes aledaños a su residencia.

Sabe que es conocida como "la loca de Hafnaross" y que se ha convertido en una leyenda urbana para muchos, pero no le importa. Al contrario, recibir tal sobrenombre la divierte y la torna más creativa con sus juegos. Algunos llegan a ella con peticiones, necesidades riesgosas o casi imposibles de cumplir; dependiendo de cuánto pueda herirlos o torturarlos en el proceso de cumplir con su petición, decidirá si acepta el encargo o no. Es verdad que reconoce el riesgo que esas personas aceptaron para llegar a ella, pero también lo toma como una forma de retarla, siendo una diosa de la muerte.

Hela no es una mujer de lealtades. No almacena favores ni los cobra en algún momento al azar. Por la misma razón que no toma en cuenta a nadie, tiende a olvidarse por completo de sus existencias, por lo que toda ventaja que pueda obtener la cobra en el momento. Cuando no se le ofrece ningún tipo de retribución, sea cual sea la razón, Hela actuará como si de pronto pasara por un lapsus de bondad y, dependiendo de la petición, los devorará antes o después de cumplirla.
Clara Mortensen Espía/Esclava (Súcubo)
Con el respaldo de muchos años de experiencia, Clara es una mujer multifacética, capaz de acoplarse a los gustos de cualquiera que figure como su objetivo. No le importa emplear su cuerpo para alcanzar sus metas, pero también es perfectamente capaz de convertirse en una mujer modesta y de gestos delicados. Eso, a su vez, la convierte en un individuo altamente observador; después de haber compartido lecho con tantos, ha alcanzado el punto en el que puede reconocer al tipo de hombre que tiene ante sí con tan solo intercambiar unas cuantas palabras o un apretón de mano.

Su relación con el sexo opuesto suele ser muy cambiante. Sin previo aviso, puede profesarles el más profundo rencor y, de un momento a otro, tratarles con la delicadeza propia de una amante. Naturalmente, no ha experimentado amor por ninguno, ni ha establecido algún lazo en particular que la obligue a lamentar la muerte de sus objetivos ni de sus clientes.

En el aspecto emocional, no acostumbra a experimentar demasiados sentimientos. Su condición de esclava la ha llevado a una profunda frustración cada vez que se ve obligada a obedecer, independientemente de la orden. Nunca ha lamentado la falta de emoción de su vida, jamás ha añorado el cariño de un individuo en específico ni tampoco se ha molestado en plantearse metas propias. Como goza de una libertad relativa, hace lo que quiere. A veces acudirá a bares para amenizar veladas con su voz, otras veces buscará amantes ocasionales o simplemente conseguirá mascotas exóticas según le apetece.

Fuera de apariencias, Clara es una mujer que goza de su propia naturaleza. Aún sin tener algún objetivo asignado, le gusta ser admirada, la entretiene seducir tanto a hombres como mujeres.Es de trato fácil y tiende a fingir ser una persona abierta, aunque jamás revele detalles importantes de su vida o sin llegar a decir verdades pequeñas. Enamorada de sí misma, no tiene la necesidad de establecer lazos afectivos con nadie ni mucho menos a tener relaciones formales con nadie. Cuando no debe personificar los gustos de nadie, se muestra afable, de voz suave y movimientos moderados y gentiles. No le importa mucho si es vista como una mujer delicada o vulnerable, pues le resulta divertido ver a las personas enfrascarse en la absurda tarea de protegerlas y de exhibir ese falso heroísmo que funge como la base de la masculinidad.
name m. surname occupation of character
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Mauris accumsan purus ac velit aliquet, ut consectetur ipsum sollicitudin. Ut rutrum sapien vitae orci sagittis mollis. Fusce tellus diam, tempus non sem vitae, auctor viverra purus. Ut urna dui, venenatis ut lacus nec, ultricies vulputate justo. Integer nunc lacus, rhoncus ac purus non, volutpat tristique urna. Praesent congue rutrum arcu vel ultricies. In ultricies eleifend purus, ac venenatis odio aliquet quis. Praesent enim enim, mollis at diam nec, tincidunt accumsan orci. Etiam et turpis vel ante ullamcorper pretium. Quisque ut diam rutrum, lacinia turpis eget, vestibulum tellus. Maecenas dapibus euismod nisl eget sodales. Sed eu odio imperdiet elit aliquam dictum.

Morbi rhoncus felis quis eros euismod, in bibendum lorem mattis. Proin finibus ornare sapien, quis rhoncus ante tristique eget. Nullam lacinia aliquet neque et vehicula. Vivamus malesuada tempor eros, suscipit mattis urna congue sed. In commodo tortor eu ligula euismod, in consectetur felis pellentesque. Integer ac eros justo. In faucibus, ipsum in facilisis gravida, velit nulla ultrices erat, non efficitur neque odio ut nulla. Duis eu tellus ac felis iaculis consectetur. Vivamus eget pretium est. Maecenas porttitor enim enim. Nullam commodo ex vitae dolor scelerisque auctor vitae quis arcu. Proin sodales urna eget ex euismod dictum. Nunc tempor nisl rhoncus facilisis tempor. Mauris accumsan magna vitae velit mollis suscipit. In vulputate enim non tellus eleifend auctor. Phasellus eu tincidunt erat, nec facilisis enim.

Sed accumsan odio mi, ut maximus tellus faucibus eget. Cras vel enim eu elit rutrum laoreet nec vel dui. Fusce a tortor ut orci mattis dictum luctus in purus. Phasellus nisi ipsum, ultrices tristique risus vel, euismod porta elit. Morbi porta id urna quis accumsan. Pellentesque sit amet mollis neque. Integer imperdiet varius purus. Aliquam consequat, urna sit amet tempor posuere, mi purus vestibulum ligula, vitae hendrerit quam quam ac nibh. Mauris tristique ex sit amet dui tristique, sit amet gravida neque posuere. Vestibulum quis quam eget leo pulvinar volutpat vitae vitae felis. Sed et nulla tempus, euismod orci eu, mattis metus. Curabitur et ex nec purus semper cursus. In pellentesque luctus velit, et gravida eros mollis et.
name m. surname occupation of character
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Mauris accumsan purus ac velit aliquet, ut consectetur ipsum sollicitudin. Ut rutrum sapien vitae orci sagittis mollis. Fusce tellus diam, tempus non sem vitae, auctor viverra purus. Ut urna dui, venenatis ut lacus nec, ultricies vulputate justo. Integer nunc lacus, rhoncus ac purus non, volutpat tristique urna. Praesent congue rutrum arcu vel ultricies. In ultricies eleifend purus, ac venenatis odio aliquet quis. Praesent enim enim, mollis at diam nec, tincidunt accumsan orci. Etiam et turpis vel ante ullamcorper pretium. Quisque ut diam rutrum, lacinia turpis eget, vestibulum tellus. Maecenas dapibus euismod nisl eget sodales. Sed eu odio imperdiet elit aliquam dictum.

Morbi rhoncus felis quis eros euismod, in bibendum lorem mattis. Proin finibus ornare sapien, quis rhoncus ante tristique eget. Nullam lacinia aliquet neque et vehicula. Vivamus malesuada tempor eros, suscipit mattis urna congue sed. In commodo tortor eu ligula euismod, in consectetur felis pellentesque. Integer ac eros justo. In faucibus, ipsum in facilisis gravida, velit nulla ultrices erat, non efficitur neque odio ut nulla. Duis eu tellus ac felis iaculis consectetur. Vivamus eget pretium est. Maecenas porttitor enim enim. Nullam commodo ex vitae dolor scelerisque auctor vitae quis arcu. Proin sodales urna eget ex euismod dictum. Nunc tempor nisl rhoncus facilisis tempor. Mauris accumsan magna vitae velit mollis suscipit. In vulputate enim non tellus eleifend auctor. Phasellus eu tincidunt erat, nec facilisis enim.

Sed accumsan odio mi, ut maximus tellus faucibus eget. Cras vel enim eu elit rutrum laoreet nec vel dui. Fusce a tortor ut orci mattis dictum luctus in purus. Phasellus nisi ipsum, ultrices tristique risus vel, euismod porta elit. Morbi porta id urna quis accumsan. Pellentesque sit amet mollis neque. Integer imperdiet varius purus. Aliquam consequat, urna sit amet tempor posuere, mi purus vestibulum ligula, vitae hendrerit quam quam ac nibh. Mauris tristique ex sit amet dui tristique, sit amet gravida neque posuere. Vestibulum quis quam eget leo pulvinar volutpat vitae vitae felis. Sed et nulla tempus, euismod orci eu, mattis metus. Curabitur et ex nec purus semper cursus. In pellentesque luctus velit, et gravida eros mollis et.
name m. surname occupation of character
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Mauris accumsan purus ac velit aliquet, ut consectetur ipsum sollicitudin. Ut rutrum sapien vitae orci sagittis mollis. Fusce tellus diam, tempus non sem vitae, auctor viverra purus. Ut urna dui, venenatis ut lacus nec, ultricies vulputate justo. Integer nunc lacus, rhoncus ac purus non, volutpat tristique urna. Praesent congue rutrum arcu vel ultricies. In ultricies eleifend purus, ac venenatis odio aliquet quis. Praesent enim enim, mollis at diam nec, tincidunt accumsan orci. Etiam et turpis vel ante ullamcorper pretium. Quisque ut diam rutrum, lacinia turpis eget, vestibulum tellus. Maecenas dapibus euismod nisl eget sodales. Sed eu odio imperdiet elit aliquam dictum.

Morbi rhoncus felis quis eros euismod, in bibendum lorem mattis. Proin finibus ornare sapien, quis rhoncus ante tristique eget. Nullam lacinia aliquet neque et vehicula. Vivamus malesuada tempor eros, suscipit mattis urna congue sed. In commodo tortor eu ligula euismod, in consectetur felis pellentesque. Integer ac eros justo. In faucibus, ipsum in facilisis gravida, velit nulla ultrices erat, non efficitur neque odio ut nulla. Duis eu tellus ac felis iaculis consectetur. Vivamus eget pretium est. Maecenas porttitor enim enim. Nullam commodo ex vitae dolor scelerisque auctor vitae quis arcu. Proin sodales urna eget ex euismod dictum. Nunc tempor nisl rhoncus facilisis tempor. Mauris accumsan magna vitae velit mollis suscipit. In vulputate enim non tellus eleifend auctor. Phasellus eu tincidunt erat, nec facilisis enim.

Sed accumsan odio mi, ut maximus tellus faucibus eget. Cras vel enim eu elit rutrum laoreet nec vel dui. Fusce a tortor ut orci mattis dictum luctus in purus. Phasellus nisi ipsum, ultrices tristique risus vel, euismod porta elit. Morbi porta id urna quis accumsan. Pellentesque sit amet mollis neque. Integer imperdiet varius purus. Aliquam consequat, urna sit amet tempor posuere, mi purus vestibulum ligula, vitae hendrerit quam quam ac nibh. Mauris tristique ex sit amet dui tristique, sit amet gravida neque posuere. Vestibulum quis quam eget leo pulvinar volutpat vitae vitae felis. Sed et nulla tempus, euismod orci eu, mattis metus. Curabitur et ex nec purus semper cursus. In pellentesque luctus velit, et gravida eros mollis et.
name m. surname occupation of character
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Mauris accumsan purus ac velit aliquet, ut consectetur ipsum sollicitudin. Ut rutrum sapien vitae orci sagittis mollis. Fusce tellus diam, tempus non sem vitae, auctor viverra purus. Ut urna dui, venenatis ut lacus nec, ultricies vulputate justo. Integer nunc lacus, rhoncus ac purus non, volutpat tristique urna. Praesent congue rutrum arcu vel ultricies. In ultricies eleifend purus, ac venenatis odio aliquet quis. Praesent enim enim, mollis at diam nec, tincidunt accumsan orci. Etiam et turpis vel ante ullamcorper pretium. Quisque ut diam rutrum, lacinia turpis eget, vestibulum tellus. Maecenas dapibus euismod nisl eget sodales. Sed eu odio imperdiet elit aliquam dictum.

Morbi rhoncus felis quis eros euismod, in bibendum lorem mattis. Proin finibus ornare sapien, quis rhoncus ante tristique eget. Nullam lacinia aliquet neque et vehicula. Vivamus malesuada tempor eros, suscipit mattis urna congue sed. In commodo tortor eu ligula euismod, in consectetur felis pellentesque. Integer ac eros justo. In faucibus, ipsum in facilisis gravida, velit nulla ultrices erat, non efficitur neque odio ut nulla. Duis eu tellus ac felis iaculis consectetur. Vivamus eget pretium est. Maecenas porttitor enim enim. Nullam commodo ex vitae dolor scelerisque auctor vitae quis arcu. Proin sodales urna eget ex euismod dictum. Nunc tempor nisl rhoncus facilisis tempor. Mauris accumsan magna vitae velit mollis suscipit. In vulputate enim non tellus eleifend auctor. Phasellus eu tincidunt erat, nec facilisis enim.

Sed accumsan odio mi, ut maximus tellus faucibus eget. Cras vel enim eu elit rutrum laoreet nec vel dui. Fusce a tortor ut orci mattis dictum luctus in purus. Phasellus nisi ipsum, ultrices tristique risus vel, euismod porta elit. Morbi porta id urna quis accumsan. Pellentesque sit amet mollis neque. Integer imperdiet varius purus. Aliquam consequat, urna sit amet tempor posuere, mi purus vestibulum ligula, vitae hendrerit quam quam ac nibh. Mauris tristique ex sit amet dui tristique, sit amet gravida neque posuere. Vestibulum quis quam eget leo pulvinar volutpat vitae vitae felis. Sed et nulla tempus, euismod orci eu, mattis metus. Curabitur et ex nec purus semper cursus. In pellentesque luctus velit, et gravida eros mollis et.
name m. surname occupation of character
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Mauris accumsan purus ac velit aliquet, ut consectetur ipsum sollicitudin. Ut rutrum sapien vitae orci sagittis mollis. Fusce tellus diam, tempus non sem vitae, auctor viverra purus. Ut urna dui, venenatis ut lacus nec, ultricies vulputate justo. Integer nunc lacus, rhoncus ac purus non, volutpat tristique urna. Praesent congue rutrum arcu vel ultricies. In ultricies eleifend purus, ac venenatis odio aliquet quis. Praesent enim enim, mollis at diam nec, tincidunt accumsan orci. Etiam et turpis vel ante ullamcorper pretium. Quisque ut diam rutrum, lacinia turpis eget, vestibulum tellus. Maecenas dapibus euismod nisl eget sodales. Sed eu odio imperdiet elit aliquam dictum.

Morbi rhoncus felis quis eros euismod, in bibendum lorem mattis. Proin finibus ornare sapien, quis rhoncus ante tristique eget. Nullam lacinia aliquet neque et vehicula. Vivamus malesuada tempor eros, suscipit mattis urna congue sed. In commodo tortor eu ligula euismod, in consectetur felis pellentesque. Integer ac eros justo. In faucibus, ipsum in facilisis gravida, velit nulla ultrices erat, non efficitur neque odio ut nulla. Duis eu tellus ac felis iaculis consectetur. Vivamus eget pretium est. Maecenas porttitor enim enim. Nullam commodo ex vitae dolor scelerisque auctor vitae quis arcu. Proin sodales urna eget ex euismod dictum. Nunc tempor nisl rhoncus facilisis tempor. Mauris accumsan magna vitae velit mollis suscipit. In vulputate enim non tellus eleifend auctor. Phasellus eu tincidunt erat, nec facilisis enim.

Sed accumsan odio mi, ut maximus tellus faucibus eget. Cras vel enim eu elit rutrum laoreet nec vel dui. Fusce a tortor ut orci mattis dictum luctus in purus. Phasellus nisi ipsum, ultrices tristique risus vel, euismod porta elit. Morbi porta id urna quis accumsan. Pellentesque sit amet mollis neque. Integer imperdiet varius purus. Aliquam consequat, urna sit amet tempor posuere, mi purus vestibulum ligula, vitae hendrerit quam quam ac nibh. Mauris tristique ex sit amet dui tristique, sit amet gravida neque posuere. Vestibulum quis quam eget leo pulvinar volutpat vitae vitae felis. Sed et nulla tempus, euismod orci eu, mattis metus. Curabitur et ex nec purus semper cursus. In pellentesque luctus velit, et gravida eros mollis et.